¿Dónde puedo guardar mis contraseñas?

El método más habitual para autenticarse en los distintos sistemas autorizados es la utilización de credenciales de usuario y contraseña. Este método está  tan generalizado que el usuario suele encontrarse con la necesidad de tener que manejar una gran cantidad de contraseñas. Si, como debe hacer, el usuario cumple con las buenas prácticas en seguridad, se encontrará con que, además de tener muchas contraseñas, éstas serán diferentes, ciertamente complejas y, por tanto, difíciles de recordar. ¿Que solución se puede adoptar? Esta situación suele ser resuelta por el usuario, bien poniendo la misma contraseña para todos sus sistemas o bien guardando sus contraseñas en cuadernos, post-it, ficheros de texto, cuentas de correo públicas, etc.

El objeto de este Boletín es mostrar las opciones que tiene el usuario para almacenar y gestionar sus contraseñas, manteniendo la confidencialidad de las mismas.

La solución a elegir depende del entorno en que se encuentre el usuario, pero, ante todo, debe evitarse dejar contraseñas en claro en cualquier medio:


captura anypassword



Todas las contraseñas quedarán almacenadas y cifradas utilizando algoritmos IDEA/MD5, protegidas con una contraseña maestra. Así, cada vez que se necesite una contraseña accederemos al fichero teniendo únicamente que recordar la contraseña maestra. Es recomendable que la contraseña maestra sea suficientemente robusta y fácilmente recordable. La aplicación es configurable en muchos aspectos, entre ellos el borrado automático del portapapeles. Esto evita que al cerrar la aplicación la contraseña utilizada permanezca accesible y pueda caer en manos no autorizadas.

Debe recordarse que nuestras contraseñas son equiparables a las llaves de nuestra casa ... ¡y que nadie dejaría las llaves encima de la mesa o colgadas en cualquier parte!